Vivir y trabajar en el extranjero como au pair: Vive tus vueltas

Como en otras ocasiones has podido oír de nuestras bocas, para viajar no hay que ser rico, sin embargo, le podríamos añadir una particularidad: pero sí ser avispado y buscar cómo hacerlo. En nuestro blog tenemos una sección entera dedicada a buscar un modo de buscarse la vida, a tener un algo al que aferrarse en caso de tener el bolsillo pelado.

Y es que nosotros también, hace ya unos años, decidimos que queríamos salir a ver más allá del pequeño mundo que nos rodeaba.

Por aquel entonces y como era de esperar, yo apenas juntaba 3 cifras en mi cuenta corriente, por lo que empecé a buscar mis propios modus operandi. En una ocasión anterior había conseguido varias becas para estudiar e instalarme en un pueblecito de Italia. Me encantó viajar lento, sentirme una ciudadana más y disponer de tiempo para no sólo visitar, sino además descubrir lo bonito de vivir (en) un país. Ahí surgiría ese afán por buscar oportunidades que pudieran llevarme a otros países y años más tarde, con el programa au pair, me colé en Alemania 🙂

Como imaginamos que muchos no conoceréis de qué se trata esto de ser au pair, para lo que hemos invitado a Paloma de Vive tus vueltas que os contará en qué consiste esta bonita experiencia que ambas vivimos hace unos años.

Vivir-y-trabajar-en-el-extranjero-como-au-pair-Paloma

¡Allá vamos!

Antes de nada, ¿podrías contarnos un poco en qué consiste esta experiencia?

¡Hola Tania! Lo primero de todo, muchas gracias por esta oportunidad y por contar conmigo para hablar acerca del programa de au pair en Llévame lejos.

El programa de au pair es un intercambio cultural entre dos países. Consiste en que una persona, normalmente interesada en aprender otro idioma y otra cultura, viaja a otro país donde una familia anfitriona le ofrece alojamiento, comida y un dinero semanal a cambio de su ayuda en tareas relacionadas con el cuidado de los niños.

Estos intercambios culturales son muy comunes en países de habla inglesa, como Inglaterra, Irlanda o Estados Unidos, ya que lo cierto es que el inglés es 100% necesario en estos tiempos, pero también es un programa muy común en Francia, Alemania o Italia.

Un au pair siempre estará al cargo de las tareas relacionadas con los niños de la familia con la que vive, teniendo tareas como preparar sus comidas, ayudarles a hacer los deberes, llevarles a sus actividades extraescolares, jugar con ellos, así como asegurarse que su ropa y sábanas están limpias, organizar y cuidar sus espacios así como mantener el orden.

En este programa el/la au pair convive en la misma casa con la familia de acogida por lo que es importante tener interés en su cultura, ser abiertos, flexibles y mantener siempre la comunicación, además de formar parte de su día a día para aprender de ellos y mejorar el idioma, que es la principal motivación de la mayoría de au pairs.

En Vive tus vueltas se puede ver que tú también fuiste au pair, ¿dónde y cómo fue tu experiencia?

¡Sí, yo también fui au pair! La verdad es que mi experiencia es amplia, ya que hace años comencé a trabajar en una agencia de trabajo en el extranjero, en la que también organizábamos experiencias de au pair, la parte a la que yo más me dedicaba. Durante aquellos años trabajando en esa agencia, conocí a muchísimas personas que hicieron este programa y, conocer a fondo cómo funcionaba, las experiencias que ellas pasaban y todo lo que aprendían, despertó mi curiosidad y decidí dar el paso y convertirme en au pair.

Yo viajé a Estados Unidos, ya que anteriormente había vivido en Inglaterra y quería probar algo diferente, y la verdad es que clasifico mi experiencia como la mejor de mi vida.

Vivir-y-trabajar-en-el-extranjero-como-au-pair-Paloma

Tuve dos experiencias en familias distintas. Con la primera las cosas no salieron como esperaba. Ellos eran una buena familia con unos niños adorables, pero hay cosas que evidentemente, como humanos, no podemos preveer, y a los 4 meses de estar yo allí los padres decidieron divorciarse, por lo que la situación se volvió un tanto incómoda desde mi posición y decidimos que era mejor que buscase otra familia debido a esto. Recuerdo esos días como algo muy triste, ya que, evidentemente, estar en otro país y ver que tienes que buscar otra familia y tener altas probabilidades de volver a tu país no es algo que le guste a nadie. Pero este hecho lo veo como una experiencia más que me hizo solo más fuerte, independiente y decidida, ya que finalmente con esfuerzo y ayuda de muchas personas conseguí encontrar otra familia maravillosa.

El haber vivido una primera experiencia no tan gratificante no me hace, en absoluto, pensar que este programa o todas las experiencias pueden ser malas, que no merece la pena o tener miedo a ello y, por lo tanto, demonizarlo sino más bien todo lo contrario.

¿Las cosas pueden ser diferentes a como imaginabas/idealizabas? Sí

¿Las cosas se pueden torcer? Sí

¿Tiene solución? Sí

¿Puedes aprender de ello y crecer como persona? Rotundamente sí

El hecho de que una persona no haya obtenido lo que esperaba, como en todo, no significa que vaya a ser siempre así, pero para que esto pase, sí que es cierto que se tienen que tomar unos pasos previos, que es de lo que hablo mucho en mi blog y lo que ofrezco con mi servicio: una preparación inicial estupenda para tener una buena experiencia sabiendo manejar todas las situaciones que se puedan dar.

¿Cómo conseguiste tú el trabajo, mediante agencia o por ti misma?

Fue todo mediante la agencia Au pair care que trabaja sólo con Estados Unidos. Yo por aquel entonces trabajaba en una agencia y, si bien es cierto que hay maneras de conseguir una familia por tus propios medios, yo siempre recomiendo tener un apoyo detrás de esta experiencia por diversos motivos:

  • Estar respaldado. Yo lo estuve en todo momento y ahora respaldo a mis clientes de la misma manera.
  • Seguridad. En la red hay muchísimos timos muy bien hechos y a veces es difícil identificarlos, sobre todo cuando te invade la emoción de vivir una nueva experiencia en el extranjero.
  • Familias con referencias. La mayoría de las familias con las que se trabajan en una agencia son aquellas que han pasado un filtro, conocen el programa y las condiciones a fondo y, usualmente, también han tenido otras au pairs con las que puedes contactar.
  • Disposición de pago. Sería precioso poder ayudar gratis, pero en este mundo hay que comer, así que para mí el hecho de que una familia esté dispuesta a pagar a una agencia, habiendo otras opciones online, me parece que también dice mucho de ellas y, como decía en el punto anterior, conocen a la perfección el programa y condiciones, por lo que no te pedirán otro tipo de tareas que se salgan de las de ser au pair.

También cabe decir, para aquellas personas que quieran ir a Estados Unidos, Australia, Canadá u otros países que no sean Europa, que es importante contar con una agencia por los temas de visado, algo que no se consigue sin más y se necesita siempre ayuda.

Cuando se ve la figura de au pair en noticias parece estar destinada a chicas jóvenes. ¿Nadie más trabaja como au pair?

Lo más habitual es encontrar chicas jóvenes de entre 18 hasta 30 años. Esa es la figura que siempre se ha tenido de una au pair. Sin embargo los tiempos cambian, la vida evoluciona y en este programa pasa lo mismo. Hoy en día hay varias modalidades de au pair además de la figura de una chica joven estudiante.

  • Male au pair: programa para chicos, muy común hoy en día. Por lo general los requisitos que se piden además de experiencia anterior con niños es que el chico tenga al menos 21 años y carné de conducir. Sin embargo también hay familias que pueden buscar chicos menores y sin carné, aunque siempre se tarda un poquito más, se llega a conseguir sin problema.
  • Au pair couple: Perfecto para parejas que quieren mudarse a Inglaterra o Irlanda y pasar sus primeros meses con la seguridad de tener una casa. En estos casos por lo general se suelen necesitar parejas para casas muy grandes de campo donde se combina la labor de cuidar de los niños con cocinar, arreglar el jardín o algunas cosas de la casa (temas eléctricos, pintura, algunas chapuzas…) el sueldo suele ser muy bueno y como siempre, se tiene comida y alojamiento incluido.
  • Senior au pair: Dirigido al cuidado de los mayores. Suelen pedirlo los familiares de personas mayores que pueden valerse por sí mismos, sin embargo necesitan supervisión y ayuda en temas como hacer la compra, hacer la colada, tener compañía…
  • Au pair animales: este programa, aunque lo he visto menos, también existe y, por lo general, es para cuidar animales en el campo como caballos, animales de granja… es un programa perfecto para aquellas personas que quieren trabajar con animales en el futuro.

No sé en tu caso, pero cuando yo fui au pair no encontré a nadie (externo a la familia de acogida) con quien hablar sobre cómo sería aquella experiencia. ¿Qué deberíamos esperar exactamente de este trabajo?

Lo sé, yo tengo la sensación de que hay muchas agencias pero con pocas con las que puedas hablar con total libertad de todos los puntos negativos o positivos de esta experiencia, por eso siempre intento hacer el servicio que ofrezco lo más personalizado posible y tirar más hacia ese lado, ya que las personas que hemos sido au pair sabemos que es algo a valorar.

En cuanto a tu pregunta sobre qué debemos esperar, creo que sobre todo debemos ser abiertos y ni idealizar, ni demonizar, simplemente tomarlo como una experiencia más, fluir con ella y disfrutar de lo que venga.

Una de las cosas que yo siempre recomiendo a mis clientes es que sepan poner límites. Quiero decir, tu vas a ir con una familia, vas a formar parte de ella, pero no dejas de ser alguien que está llevando a cabo un trabajo y como tal tienes que ser responsable, organizado e independiente. Aunque en este trabajo los sentimientos fluyen y evidentemente quieres a tu host family, no debes olvidar que también son tus jefes y tu también tienes que hacer una vida aparte para seguir creciendo como persona y obteniendo todos los beneficios que esta experiencia puede ofrecerte.

Cuéntanos, en el caso de que alguien quisiera más información sobre trabajar como au pair, tú podrías ayudarle. Cuéntanos en qué consiste tu asesoramiento.

¡Por supuesto! El motivo por el que hago lo que hago es porque me encanta ayudar a otras personas a vivir experiencias en el extranjero que de verdad les pueden aportar mucho en su futuro profesional, y desde luego ser au pair es una de esas experiencias.

Lo que yo ofrezco a mis clientes es un servicio totalmente personalizado adaptándome a sus necesidades con apoyo constante durante el proceso y la experiencia.

Además de la búsqueda y ofrecimiento de familias con las que puedan vivir esta experiencia, ofrezco un dossier de documentos esenciales para que les ayude en el proceso, además de presencia y apoyo constante durante el mismo.

Además de esto, también ayudo en temas más personales, como la búsqueda de vuelo, como hacer tu maleta, etc y como complemento una vez esté el o la au pair en su destino unas sesiones de ayuda donde vemos temas como búsqueda de academias, viajes, hacer amigos, posibles malos entendidos con la familia… todo lo que me gustaría que se hiciese por mi si estuviese en esa situación básicamente. Creo que para ayudar a otras personas es importante haber pasado por una situación similar para así poder siempre ponerte en los zapatos de la otra persona.

Y para acabar, ¿qué consejo le darías a una persona que esté indecisa sobre marcharse y trabajar como au pair?

El consejo principal que siempre doy a cualquier persona que esté a punto de vivir una experiencia en el extranjero, o esté pensando en ello es sobre todo escucharse a sí misma.

Cuando has tomado esta decisión o estás a punto de hacerlo es normal contárselo a la gente y querer escuchar consejos, pero a veces más que eso lo que escuchamos son miedos de otras personas reflejados a través de nosotros, historias terribles que les han pasado a otras personas y cosas por el estilo, y no terminar de escuchar lo que necesitas.

Lo ideal en esta situación es rodearse de gente que no sea negativa y que te pueda contar su experiencia, sin tapujos, sin rodeos pero también sin prejuicios. Personas que hayan vivido experiencias similares y que con el tiempo puedan darse cuenta de los puntos negativos y positivos vividos y la conclusión sacada de ello.

Aún así, lo más importante es, siempre siempre, que te escuches y sigas tus instintos, sabiendo que si te equivocas o no es lo que esperabas, todo tiene solución.

¿Quieres trabajar como au pair tú también?

¡Y no te vayas aún! Si te interesa el servicio personalizado que ofrece Paloma para ayudarte en la búsqueda de tu familia au pair, estás de enhorabuena: En Llévame lejos te ayudamos y ofrecemos un descuento del  5%. Tan sólo tendrás que rellenar este miniformulario para comenzar a planificar tu viaje con Paloma y ¡voilà!

¡Quiero vuestra ayuda para ser au pair y el descuento!

2 comentarios en “Vivir y trabajar en el extranjero como au pair: Vive tus vueltas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares