Consigue nuestra guía "los 3 pasos que te lanzarán a planificar tu viaje ideal"  

You have Successfully Subscribed!

Verdades incómodas sobre el trabajo en Australia

Llegados a nuestro primer mes de vida en Australia, instalados y con trabajo, nos ha (y nos seguirá) pillado por sorpresa más de una particularidad de la vida y el trabajo en Australia. Es por eso, que después de reflexionar y comparar con otros países de los que acabamos de venir, queremos reunir nuestras (primeras) verdades incómodas sobre el trabajo en Australia.

Lo que hemos descubierto del trabajo en Australia

Aunque aún llevamos muy poquito tiempo en el enorme país del canguro, hemos ido observando las particularidades de Australia en el tema laboral y no queríamos dejar pasar la ocasión sin hablar sobre ello.

  • Hay mucho trabajo en Australia: Y con mucho, digo ¡mucho! En un país con tan buena economía y enorme como Australia, se podría decir que necesita gente extranjera que lo (re)llene y ocupe algunos puestos. Para los que no tenemos un inglés fluido, éste se reduce un poco a trabajos peores valorados en Australia: Hostelería, limpieza, jardinería, construcción, es decir, los más sacrificados físicamente. Sin embargo, aun con la cantidad de gente que optamos a ellos , hay trabajo para todo el que sepa dónde y cómo buscarlo.
  • Y trabajos muy variados: De hecho, verás que mucha gente aquí se dedica a trabajos que en tu país son casi inexistentes o realizados por otro trabajador que cumple con las dos misiones. Por ejemplo, dentro de la hostelería existen puestos como el de all rounder, camarero, el lavaplatos, ayudante de cocina, chef, barista…depende del bar/cafetería/restaurante y de su clientela, tendrás más o menos de estos puestos y, por tanto, mil oportunidades a tu favor.
  • Pero…tendrás que luchar por hacerte un hueco en el terreno laboral: ¡Ojo! No quiero hacerte creer que Australia será llegar y besar el santo. Es un país muy welcoming y con mucho trabajo, pero igualmente tendrás que echarle ganas e imaginación para conseguir el tuyo. A veces, incluso tendrás que hacerte de otros permisos para según qué labor…Si vienes, hazlo con ganas de salir de tu zona de confort, ganas de trabajar en lo que sea y, si no es así, trae suficientes ahorros para tener cubiertos el/os primer/os mes/es) y ¡a luchar por tu sueño!

¿Te gusta lo que lees?

Entonces, no dudes en suscribirte para recibir gratuitamente nuestras novedades y la guía "Los tres pasos que te llevarán a planificar tu viaje ideal".

You have Successfully Subscribed!

  • O puedes autoemplearte: Sí, si aún no te parecía suficientemente increíble lo que te cuento, aquí tienes otra verdad incómoda del trabajo en Australia. Ponte que eres cocinero, profesor, entrenador, guitarrista o tienes una profesión/hobby/servicio que podrías enseñar o dar a los demás, pero no encuentras a quien te emplee. En Australia dan una solución fácil para que el que no pueda de otra forma, genere su propio empleo: el ABN. Como un autónomo en España, puedes poner tu propio anuncio, tu precio/hora y buscar tu clientela. El/la interesado/a te pagará por el servicio que sea y tú podrás facturar legalmente ese dinero recibido. ¿No te parece genial?

  • Verás que trabajar en Australia vale la pena: Estando en Tailandia, antes de llegar a Australia, escuchábamos a otros muchos viajeros que habían venido a hacer caja a este país. Siempre nos sorprendía la facilidad con la que hablaban de grandes cantidades de dinero. Venían, trabajaban una temporada y se iban a disfrutar del Sudeste asiático después. Y nosotros siempre nos preguntábamos si merecería tanto la pena. Ahora podemos confirmarlo: tendrás que invertir una suma importante de dinero para llegar a Australia, pero cuando estés trabajando aquí, verás qué fácil se recupera y que merecía la pena. Tanto si te dedicas a ayudar en la cocina de un restaurante, cuidar de niños o limpiar casas, el mínimo que deberían pagar son 17 AUD/hora. ¡Y ese es el mínimo! Imagina si te dedicaras a algo cualificado o a un puesto de mayor responsabilidad…
  • Puedes vivir muy bien en Australia, incluso con un salario bajo: Ya, ya sé. El salario es tan alto en Australia porque la vida aquí es más cara. ¡Buh! Como en muchos otros lugares del mundo, la vida será lo cara que tú quieras que sea. Es cierto que hay cosas de la vida cotidiana caras, pero también hay otras muy baratas. La vida aquí es pagada por semanas y, te sorprenderá saber que, nosotros dos podemos vivir con el salario de 3 días de trabajo mío. No haría falta que los dos trabajáramos para poder pagar el alquiler de nuestra habitación, facturas, comida, transporte y teléfonos. Aunque como siempre, diría que la clave está en saber buscar bien. Escríbenos si no sabes por dónde empezar 😉
  • Tener varios trabajos en Australia es normalísimo: Como dije al principio, Australia está llena de oportunidades laborales. Si bien es cierto que a los australianos seguramente ni quieran ni les haga falta, verás enseguida que muchas personas tienen dos trabajos. Y tú dirás ¡¡NOOO!! Pero no te asustes, muchos trabajos aquí son casuales (para un mes concreto y después a casa), trabajos de sólo horas, de sólo findes, es decir…¡mucha flexibilidad! En mi caso, por ejemplo, estoy trabajando 3 días a la semana y soy feliz como una perdiz por disponer de tanto tiempo libre y no verme en contínuos aprietos económicos. Sin embargo, muchas otras personas ven ese tiempo libre como el ideal para buscar un segundo trabajo.
  • Y por último, ¿compensa vivir una temporada en Australia o es demasiado cara?: Australia es cara y no. Si vienes aquí de viaje comprobarás enseguida que es casi imposible viajar barato en este país: el alojamiento es bastante caro, el transporte también, comer fuera de casa casi intocable…Entonces, ¿qué tiene de barato dirás? ¡Poco! 🙂 Sin embargo, si sabes dónde buscar, te integras y consigues un trabajo, comprobarás lo que rinde tu salario. El precio de la comida, por ejemplo, es un gasto muy asumible si tienes en cuenta lo que ganarás. Con algo de tiempo podrás averiguar dónde ir a comprar, descubrir las quick sales, el barrio que se adapte a tus expectativas y precios, si puedes caminar, ir en bici o mejor en transporte público…vaya, que no worries, mate! En cuanto te adaptes a la vida y trabajo en Australia, dejarás de cambiar mentalmente euros a dólares y verás que la vida no es tan cara como te pareció a la llegada (cuando no tenías trabajo).

Y esto es todo por ahora. Esperamos que no se vea como algo arrogante, sino como el descubrimiento que ha supuesto para nosotros el trabajo en Australia. De verdad este país ofrece algo bueno para aquel que esté dispuesto a mojarse el culo al coger peces 🙂 Si necesitas un empujoncito para dejarte llevar lejos o saber algo más concreto sobre Australia, te esperamos con los brazos abiertos en los comentarios.

 

¿Te gusta lo que lees?

Entonces, no dudes en suscribirte para recibir gratuitamente nuestras novedades y la guía "Los tres pasos que te llevarán a planificar tu viaje ideal".

You have Successfully Subscribed!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares