12 agosto, 2019

Sobre mí

¡Bienvenid@! Encantada, soy Tania. 

Sinceramente no sabría cómo presentarme de una manera que no parecieran más que datos inconexos sobre mí, así que antes de dártelos, te recomiendo pasar por mi canal de Youtube o Instagram.

Y ahora sí, allá voy 🙂

  • Soy de Extremadura, de un pueblete llamado Guareña. Mi novio Jaime es del mismo pueblo (con lo grande que es el mundo) y nos conocimos hace muchos años por una interesante historia en la que se cruzaron varias personas.
ésta-soy-yo-con-jaime
  • Estudié veterinaria y he trabajado «de ello» en una clínica veterinaria mientras vivíamos en Madrid. Creo que lo que más me gustó de aquella etapa de mi vida fue ayudar sin medida.
  • Mi pasión por los perros (y animales en general) me llevó a estudiarlo, pero aún no tengo muy claro si quiero dedicar mi vida a ser exclusivamente veterinaria.
  • También me apasiona viajar, la historia y contar, por lo que no descarto llegar a ser guía turística en algún momento de mi vida. Ya ayudaba como podía a mis huéspedes cuando éramos anfitriones de Airbnb.
  • Me encantaría saber muuuchos idiomas y poder ser igual de parlanchina en todos ellos. He empezado ya con el francés, italiano, alemán e inglés, pero sólo me defiendo con inglés e italiano.
  • Mi medio de transporte favorito es el tren. Paso verdaderos momentos de evasión, paz interior y reflexión si paso horas en uno de sus vagones.
  • Desde que dejé la casa familiar a mis 17 años para estudiar, he vivido en varias ciudades españolas y extranjeras de países como Italia, Alemania, Australia y Rumanía. La verdad es que (uno de) mis sueños de infancia es vivir cada año en un país distinto. ¡Deseadme suerte!
  • He vivido momentos en los que lo único que quería era viajar sin mirar atrás y otros en que quería asentarme en algún sitio y conocerlo a fondo. Ahora mismo creo que lo que más me gusta es viajar unos meses y volver al hogar para encontrarme con familia y amigos antes de volver a pirarme.
  • Adoro leer y escribir, pero mi último descubrimiento en gustos propios ha sido la fotografía. Creo que eso fue lo que me llevó a abrir el blog, unido a que me gusta ayudar al que se deje.
    Y por último, comentaré con algo de vergüenza propia que soy la típica persona correctora de textos que, sin quererlo, revisa y detecta e(ho)rrores ortográficos cuando alguien escribe. Así que si vas a contactar conmigo, trata de hacerlo sin faltas porque te morderé un ojo si no es así. ¡Pobre, que no! En realidad estoy educadita y no te diré ni mú incluso si es muy eBidente. Todos cometemos errores 😉