Lugares que ver en Timisoara: Llévame a Rumanía

La apodada «pequeña Viena rumana» es una de esas ciudades más que recomendada para ser incluida en tu ruta por Rumanía. Y me entenderás a medida que descubras todo lo que ver en Timisoara. De momento, solo voy a darte más incógnitas sobre esta belleza rumana: ¿Por qué su arquitectura es bastante diferente a la del resto de Rumanía? ¿Qué la convirtió en una ciudad adelantada a sus tiempos? ¿Qué ocurrió aquí tan importante para la historia de un dictador? Quédate y te lo iré desvelando 😉

Breve historia de Timisoara

La actual tercera ciudad más grande de Rumanía fue fundada en la Edad Media. En aquel momento, llamada Castrum Timisiensis, pertenecía al reino de Hungría y su rey era Carlos I de Hungría.

Su ubicación entre occidente y otomanos fue clave para la fundación de la ciudad y, en 1307, Carlos I de Hungría ordenara fortificarla y construir un palacio real. El ejército otomano intentó conseguir la ciudad en varias ocasiones, y a pesar del esfuerzo de una rehabilitación de la fortificación por el rey Iancu de Hunedoara, acabó cayendo en manos turcas en 1522. Bajo este dominio permaneció hasta 1716, cuando pasó al del la Casa de los austriacos Habsburgo con Eugenio de Saboya.

Curiosidades históricas que ver en Timisoara

Este batiburrillo de influencias, sin duda hizo crecer a esta ciudad, que hoy en día mantiene ese aire multicultural. Pero ¿a qué se debe la prosperidad de esta ciudad que se adelantaba a sus tiempos? Vamos allá:

  • Con la llegada de Eugenio de Saboya, el río se encauzó y se comenzó la construcción de todos esos preciosos edificios barrocos que hoy se ven en Timisoara.
  • Fue la primera ciudad europea (2ª en el mundo) en la que las calles se iluminaran con farolas eléctricas. Podrás ver por ti mismo que hay carteles (e incluso grafitis) por las calles que recuerdan ese hito de Timisoara.
  • También fue la primera ciudad en Rumanía (2ª en Europa) que dejó de lado los carruajes tirados por caballos para pasar al tranvía. Se consideran «la locomotora del país» por ello.
  • Y por último, y más relacionado con la historia de Rumanía que ver en Timisoara, es la ciudad en la que tuvo origen «la revolución rumana de 1989». La revolución contra la dictadura de Ceaușescu comenzó aquí y, de hecho, Timisiora se alzó como la 1ª ciudad libre de comunismo en Rumanía.
que-ver-en-timisoara-llevame-lejos
Si te fijas verás muchos carteles contando la historia de este (con razón) orgulloso pueblo

Lugares que ver en Timisoara

Antes de nada te diré que es una ciudad pequeña, caminable y de las que merece mucho la pena descubrir a pie por la cantidad de curiosidades que encontrar al paso. Ahora sí, qué ver en Timisoara:

  • Piața Unirii o Plaza de la Unión: Es una de las plazas principales de Timisoara y con la que podrás disfrutar de la belleza del barroco del que hablaba antes. Es muy amplia y está rodeada de grandes y coloridos edificios como: La catedral católica romana, la iglesia serbia ortodoxa, el palacio barroco (con el Museo de las Artes en su interior) o la casa Brück, ejemplo del estilo Art Noveau. Y en el centro se levanta el Monumento a la Santa Trinidad, en memoria a las víctimas de la peste del siglo XVIII que tuvo lugar en el Banato.
que-ver-en-timisoara-unirii-llevame-lejos
No hay mejor comienzo que esta plaza para visitar Timisoara
  • Piața Victoriei o Plaza de la Victoria: Esta plaza es lo que hoy en día se considera el centro de Timisoara. Con una arquitectura bastante distinta a la de la plaza anterior, lo que más llama la atención de esta es la Catedral Metropolitana Ortodoxa. La reconocerás por su mosaico de tejas rojas y verdes, además de ser la estampa típica que visitar en Timisoara. En el medio del bulevar puedes ver una loba capitolina, como en tantas otras ciudades rumanas. Y por último, la fantástica Ópera Nacional, con el letrero que recuerda que Timisoara fue la primera ciudad rumana libre del comunismo.
que-ver-en-timisoara-catedral-llevame-lejos
La Catedral Metropolitana Ortodoxa, imagen de Timisoara
  • Entre las dos plazas más famosas de Timisoara, la tercera: Piața Libertatii o Plaza de la Libertad. Con su característico suelo rojo, es conocida por la actividad nocturna y por albergar tanto edificios universitarios como la iglesia serbia o la sinagoga del centro de Timisoara.
  • Museo Memorial de la Revolución: Si te interesa la revolución rumana de 1989, te recomiendo muy muy mucho que visites este museo. La entrada no cuesta nada respecto a la cantidad de información (y en vídeo incluso) que tendrás sobre la revolución rumana. Lo que más me impactó a mí (después de llevar más de un año viviendo en Bucarest cuando lo visité) fue descubrir la «bandera revolucionaria» y poder ver cómo se desenvolvieron los hechos en vídeo. Para mí fue muy buen museo y, a la salida, descubrimos el pedazo que tienen del famoso Muro de Berlín.

Más lugares que visitar en Timisoara

  • Parque de las rosas o cualquier otra zona verde: Timisoara está llena de parques que visitar. De hecho, es conocida por ser la ciudad de las flores y siempre me han recomendado visitar el Parque de las rosas (Parcul Rozelor). He leído que tiene cientos de tipos de rosas, sin embargo yo visité Timisoara en invierno y no pude disfrutar de ellas. Lo que sí puedo asegurar es que el paseo en primavera debe ser muy agradable. Cuentan con muchas zonas de descanso y de recreo, todas decoradas con el buen gusto de la ciudad.
  • Castillo de Huniade: ¿Recuerdas al rey Iancu de Hunedoara que comenté en el párrafo de historia de Timisoara? Pues su fortaleza es hoy en día el Museo de Banato y en su interior tiene colecciones de historia de esta región.
  • Piața Bratianu: Es conocida por la Fuente de los Puntos Cardinales. Pero la verdad es que me llamaron casi más la atención los antiguos bastiones de la ciudad tan bien integrados en el castillo de Huniade. Y muy cerquita, encontrarás en una esquina el Árbol de Hierro o de los Gremios, aunque el original está en el Museo del Banato.
  • Los barrios fuera de la ciudadela: Estoy casi terminando mis recomendaciones sobre los lugares que visitar en Timisoara, sin embargo yo no descartaría este. Caminando junto al río Bega comenzarás a ver un panorama que cambia: te acercas a los pintorescos antiguos barrios de Fabric o Iosefin. En la época de los Habsburgo, no se quisieron tener intramuros las fábricas para no molestar a los ciudadanos. Y así es como «Fabric» albergó todas las fábricas, talleres, residencias de artesanos, etc. ¡Pero no creas que es feo! Por darte un lugar concreto, te diré que te dirijas a la Piața Traian (Plaza de Trajano). Tan solo camina por la zona y observa los detalles del estilo Art Noveau de cada local que tienes alrededor.
  • Muy cerca, también extramuros, cuentas con la fábrica de cerveza más antigua de Rumanía: La fábrica de Timisoreana. Fue construida en 1718 y se ha convertido en una de las cerveceras más modernas que se pueden visitar.
que-ver-en-timisoara-fabrica-timisoreana-llevame-lejos
¿Por qué degustar cerveza no podría ser algo que hacer en Timisoara?

Espero que te hayan gustado estos lugares que visitar en Timisoara. Y si te animas a visitar la Capital Europea de la Cultura 2021 y te surge alguna duda, te espero en los comentarios.

No olvides que tienes:
25 € de descuento en Airbnb
15 € de descuento en Booking
Tours por Rumanía
Vuelos baratos a Rumanía

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas o compras desde ese enlace, a ti NO te costará más pero nosotros recibiremos una pequeña comisión. ¡Gracias por el apoyo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares
error: Sorry!