Llévame a Bulgaria: Lugares que ver en Plovdiv

Planeando nuestra ruta por la desconocida Bulgaria, sólo sabíamos que llegaríamos a Sofía y que nos gustaría ir a ciertos lugares que ver en Plovdiv. ¡Menos mal que fuimos! Fuimos sin saber que nos gustaría tanto y descubrimos una ciudad universitaria preciosa, muy animada, con un casco histórico propio y muuuchas colinas. Así que apunta, apunta.

La ciudad prometía por sus ruinas romanas, pero es que la segunda ciudad más poblada de Bulgaria, es mucho más que romanos…¡¡Fue habitada antes que Roma o Atenas!! Imagina lo que han vivido esas calles o_O. Flanqueada por seis colinas y a orillas del río Maritza, Plovdiv ha cambiado mucho tanto de “dueño” como de nombre. Por ello, os hemos preparado una visita por épocas.

Y es que no hay nada mejor que entender el entorno, para entender un país. ¡Espero que os guste!

Época tracia

Una de las cosas más llamativas que ver en Plovdiv son sus colinas. Apenas comiences a caminar, comprobarás que casi todo está encima de una colina. Pero no te asustes. Te mandamos a la primera de las colinas, a los orígenes de Plovdiv, para que veas que son más bien sierrecillas.

  • Nebet Tepe: Nos remontamos a los 4000 a.C. para hablar de los orígenes de Plovdiv. Esta colina fue la elegida por la tribu tracia de los odrisios para fundar la antigua Eumolpia.
    Actualmente no se observa más que ruinas, pero es un buen comienzo para disfrutar de la cronología de los lugares que ver en Plovdiv.
    Entre los restos, se pueden imaginar una torre cuadrangular, un depósito de agua y ¡un acceso secreto de la época romana!

Final de Calle Saborna.

En el 343 a.C llegó el padre de Alejandro Magno, Filipo II de Macedonia. La conquistó y pobló con lo mejor de cada casa, ladrones y criminales, pasando a ser Philippopolis.

Época romana

Una de las ocasiones en que la antigua Plovdiv cambió de dueño (y ¡de nombre!) se debió a los romanos. Con su llegada, la ciudad fue incorporada al Imperio Romano bajo el nombre de Trimontium. La nueva Ciudad de las tres colinas creció y se convirtió en la capital de Tracia. Para nuestra suerte aún se conservan restos de aquella época que ver en Plovdiv:

  • Teatro romano: Construido bajo el mandato del emperador Trajano, en el siglo II, aprovecharon con muy buen criterio la pendiente existente entre las colinas Dzhambaz y Taksim Tepe. Tenía capacidad para unas 7000 personas. No será Roma, pero este teatro se encuentra en la lista de teatros romanos mejores conservados del mundo y ¡a pesar de haber sufrido un derrumbamiento en el siglo IV d.C!

Calle Hemus. Abierto de 9-17:30 h, con precio de entrada de 5 leva. La verdad es que puedes ahorrarte la entrada porque se ve completamente desde fuera 😉

  • Circo romano: Con capacidad para 30.000 espectadores, esta construcción fue una de las más grandes romanadas en los Balcanes. Se construyó en el II d.C, a semejanza del estadio de Delphi (Delfos, Grecia) para dar lugar en él carreras de caballos y juegos atléticos. Hoy en día sólo podemos ver la parcialmente restaurada parte norte del estadio. Pero imagina cómo sería al ver de cerca los asientos de mármol decorados con patas de leones.

Plaza Dzhumaya. Visita gratuita.

Lugares que ver en Plovdiv: circo romano

  • Foro Romano y Odeón: Como sucede en otros foros romanos, fue el centro de la vida pública, administrativa, comercial y religiosa de la antigua ciudad. En él se llevaban a cabo reuniones y eventos varios, además de estar rodeado de tiendas para comprar. Al norte de estas once hectáreas de foro se encontraban edificios públicos como el Odeón.

Plaza Tsentralen. Ambos son gratuitos.

  • Murallas romanas: A lo largo de tu visita por Plovdiv podrás comprobar que los romanos fortificaron su Trimontium. Tuvo un perímetro de más de 2000 metros, pero fue destruida con la llegada de los godos.
    Sin embargo, aún podemos ver partes conservadas. Como, por ejemplo, en Hisar Kapiya o en casas del Renacimiento Nacional Búlgaro.

Calle Tsanko Lavrenov. Visita gratuita.

Lugares que ver en Plovdiv: Hisar Kapiya

  • Puerta Este de Philippopolis: Aunque poco conocida, Plovdiv conserva una de las tres puertas de la antigua Philippopolis. Construida en el siglo II d.C., tuvo en el primer momento un arco del triunfo de mármol. Sin embargo, con la invasión de los godos en el III d.C., la vieja puerta quedó abandonada.

Calle Mitropolit Panaret. Visita gratuita.

Época otomana

El ejército otomano conquistó Plovdiv en 1364 y le otorgaron el nombre de Filibe. Sustituyeron la arquitectura bizantina y dieron su toque oriental. De él todavía quedan lugares que ver en Plovdiv. ¡Descubrámoslos!

  • Mezquita Dzhumaya: La principal mezquita de Plovdiv, llamada Mezquita del viernes. Ocupa el lugar de la que fue la catedral de Plovdiv. Y es que, con la conquista otomana, se demolió la antigua catedral Santa Petka Tarnovskala Plovdiv y reemplazó por la mezquita.
    Es uno de los edificios religiosos otomanos más grandes y antiguos de los Balcanes. Además de tener una estética muy curiosa, ya que muestra influencias tanto bizantinas como del búlgaro tradicional. Lo más llamativo es su minarete, de 23 metros de altura y decorado con ladrillo rojo.

Plaza Dzhumaya. Visita gratuita.

  • Mezquita Imaret: Construida en el año 1444, es una mezquita muy sencilla y especial a la vez. Sencillo interior, antes pasaréis por un discreto rosal del patio. En él se encuentra la tumba del conquistador de Tracia, Lala Shabin Pasha. Es sin embargo, considerada una obra maestra por su minarete, con la decoración helicoidal en ladrillo.
    Pero sin duda, lo más llamativo para nosotros fue descubrir el porqué de esta mezquita. ¿Sabíais qué es un Imaret? Cerca de esta mezquita se erigió una hospedería a la que cualquier pobre pudiera ir a comer, independientemente de su fe. Esta mezquita tuvo su imaret entregando pan y comida caliente todos los días durante cuatro siglos.

Calle Visla. Visita gratuita.

  • Torre del reloj otomana: En la colina del reloj o Sahat Tepe se encuentra la primera torre del reloj construida en Bulgaria. El registro más antiguo de la torre data de 1623. Resulta curioso saber que, aunque en el siglo XVII las torres del reloj eran muy famosas en el resto de Europa, fueron toda una novedad para el imperio otomano. Comerciantes y artesanos apreciaron rápidamente poder saber cuándo comenzaba o terminaba su turno de trabajo, viéndose extendida la moda de construir su torre del reloj por todo el país.

Colina Danov o Sahat Tepe. Visita gratuita.

Renacimiento Nacional Búlgaro

Aunque bajo dominio otomano, hubo una comunidad de comerciantes y artesanos que sobrevivió a la invasión y prosperó mucho. Descubrieron nuevas corrientes culturales y estilos arquitectónicos viajando por Europa, dando lugar al llamado Despertar búlgaro.

Una maravillosa muestra de este despertar es el casco histórico que, con razón, es la zona más turística que ver en Plovdiv. Conserva muchas de las lujosas casas de la época, siendo museos y galerías de arte hoy. También merecen una visita las iglesias de los alrededores. Podéis echar un vistazo a los horarios e información de tickets.

Entre las casas del Renacimiento destacan: Museo Etnográfico Regional, Casa Lamartine, Casa-Museo Georgiadi (Museo de Historia Regional) y, para los amantes de la medicina, Apteka Hipokrat.

Lugares que ver en Plovdiv: casa Georgiadi

  • Catedral de Sveta Bogoroditsa: La catedral de Plovdiv, conocida como la Santa Madre de Dios, sustituye a la pequeña iglesia del siglo IX que hubo en su lugar. Renovada en 1186 por el obispo de Plovdiv, fue destruida en 1371 por los otomanos y reconstruida en 1844 con donaciones de los ciudadanos. Tres años después de la liberación de Bulgaria, se construyó su particular campanario rosa y azul. En él reza una inscripción “En memoria de los libertadores” como agradecimiento a los soldados rusos que liberaron la ciudad en 1878.

Calle Saborna, 6. Visita gratuita, con horario de 7-19 horas.

  • Iglesia de Sveti Konstantin y Elena: Es la iglesia más antigua de Plovdiv. Dedicada al emperador Constantino el Grande y su madre. Fue construida en el lugar donde dos mártires cristianos fueron decapitados en el año 304 d.C.
    Llamativamente bonita, destaca frente al resto por parecer una casa más del casco antiguo. Reconocerás su campanario, de 13 metros de altura, junto a la puerta Hisar Kapiya. Pasa al jardín del interior y disfruta de sus frescos.

Calle Saborna, 24. Visita gratuita, con horario de 8-19 horas.

  • Iglesia de Sveta Marina: Una joya poco visitada del siglo XVI. En sus paredes exteriores se pueden ver murales del Antiguo Testamento, que representan escenas de Adán, Eva y la serpiente o Moisés con las tablas de los mandamientos. Único en Plovdiv es su campanario de madera. Separado de la iglesia, data de 1870 y cuenta con 17 metros de altura.

Calle Doctor Georgi Valkovich. Visita gratuita, con horario de 8-19 horas.

Lugares que ver en Plovdiv: Sveta Marina

  • Iglesia Sveta Nedelya: Con un exterior ocre y naranja, encontrarás esta pseudo-basílica muy cerquita de la Puerta Este de Philippopolis. Su actual apariencia se debe a Petko Petkov, maestro constructor de Bratsigovo.

Calle Petko R. Slaveykov, 40. Visita gratuita.

Otros lugares que ver en Plovdiv

Tras la guerra búlgaro-otomana de 1878, la mayoría de Bulgaria se independizó y separó del dominio otomano. Sin embargo Plovdiv continuó hasta una rebelión de 1885. Una prueba que ver en Plovdiv de esta liberación es el controvertido Monumento a los libertadores, entre otros.

  • Monumento a los Libertadores Rusos: Seguramente hayas visto un hombre en la cima de una colina. Es Alesha, el monumento al soldado soviético que vigila Plovdiv. Fue construido en 1881 para honrar a los soldados rusos que murieron por la liberación de Plovdiv del dominio otomano.

Lugares que ver en Plovdiv: Alesha

Situado en la colina de los libertadores o Bunardzhika, la subida está más que justificada. Aunque la colina es alta, puedes subirla cruzando un parque y parar tanto como quieras. Y más si te encuentras con estas encantadoras amigas.

Lugares que ver en Plovdiv: colina de libertadores rusos

  • Monumento a la unificación: Con una altura de 12 metros fue construida en 1985. Representa uno de los eventos más importantes en la historia de Bulgaria, la Unificación del Norte y el Sur del país. Este hecho se llevó a cabo en 1885 siete años después de que Bulgaria lograra la independencia tras cinco siglos de dominio otomano.

Plaza Saedinenie.

  • Barrio Kapana: Fue otra de la sorpresas que nos tenía preparada Plovdiv. Un barrio distinto, lleno de callejuelas «tramposas» por las que será un gusto perderse. Y es que el original barrio Kapana, o La Trampa, fue el antiguo barrio de artesanos de Plovdiv. Sus calles aún recuerdan su pasado con nombres como Zozhuharska (cuero), Zhelezarska (hierro) o Zlatarska (oro).

Lugares que ver en Plovdiv: Barrio Kapana

En la actualidad no encontrarás artesanos, pero sí verás la creatividad que todavía se respira allí. Todo gracias a los esfuerzos del ayuntamiento y la fundación “Plovdiv 2019”, que se propusieron convertir estas calles en un auténtico museo al aire libre.

¿Hay alguien en la sala que haya visitado Plovdiv y quiera aportar su visión? Cuéntanoslo, que nos hará ilusión leerte.

No olvides que tienes:
25 € de descuento en Airbnb
15 € de descuento en Booking
Tour por Plovdiv
Otros tours por Bulgaria
Vuelos baratos a Bulgaria

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas o compras desde ese enlace, a ti NO te costará más pero nosotros recibiremos una pequeña comisión. ¡Gracias por el apoyo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares