Llévame lejos, como nuestra nueva meta

Meses atrás despedíamos nuestra tierra sin saber cuándo la volveríamos a ver. Dejando lejos cualquier afecto, protección o, inclusive, miedos al miedo. Era 15 de marzo cuando aterrizábamos en Bangkok a la espera de vivir una de las mejores experiencias de nuestras vidas. Fuimos danzando entre Tailandia, Malasia y Singapur, hasta que la nueva meta llegó a nosotros. Y esa idea que mascullábamos con ganas y nerviosismo hace algo más de un mes, es la que hoy os traemos.

Aquel día de marzo, despedíamos Madrid como un niño con un caramelo. Con el miedo y la ilusión del caramelo que te puede ser arrebatado en cualquier momento, tendríamos por delante poco menos que todo el tiempo y libertad para decidir dónde, cómo o cuándo ir.

Sin embargo, sólo aquella gente que alguna vez se lanzó a la misma aventura que nosotros sabe que no hay peor límite que el mental, que el que nosotros mismos nos ponemos. A ojo de buen cubero, calculábamos que nuestros ahorros nos mantendría unos 7 meses de viaje, pero ¿qué puede pasar cuando no hay nada que te ate?

Miedo-a-viajar-nueva-meta

No recuerdo exactamente qué fue, o siquiera quién de los dos comenzó, pero una noche de verano en Ipoh nos preguntamos sonrientes: ¿Y si nos vamos a Australia?

Inseguros de lo que se venía encima, pero con muchas ganas, el resto fue sólo cuestión de tiempo. Paramos el viaje. Tenemos nueva aventura, nuevo sueño, nueva meta y ya estamos yendo a por ella.

¿Cuál es el nuevo plan?

Lo cierto es que en estos seis meses viajando por Asia desechábamos la posibilidad de visitar nuestra (casi) antípoda por ser muy cara. Sin embargo, al estar en Asia tan cerca de Australia, fuimos investigando una manera de llegar hasta allí y la peleamos.

Jaime retomará los libros en Brisbane. Cambiará de mochila por un tiempo. Siete meses para hacernos de un huequito propio en Australia, llamarla casa y, cuando nos queramos dar cuenta, estaremos de vuelta a la carga.

¡Os esperamos en Australia!

10 comentarios en “Llévame lejos, como nuestra nueva meta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares