Llévame a Rumanía: ¿Merece la pena el castillo de Bran?

¿Vienes de ruta por Rumanía y no sabes si incluir el castillo de Bran entre tus visitas? ¿Tiene algo interesante el castillo de Drácula? ¿Merecerá la pena visitarlo? Quédate a leer pros y contras que le vimos en nuestras visitas al castillo.

La relación entre Drácula, Vlad Tepes y el castillo de Bran

Antes de ponerme a hablar sobre el castillo y por qué visitarlo o no, me gustaría dejar clara la relación entre estas tres referencias.

En primer lugar, tenemos a Drácula. El conde Drácula nunca existió en carne y hueso, sino que es el personaje que dio vida el escritor Bram Stoker en su novela Drácula. Se cree que el personaje principal de Drácula está inspirado en Vlad Tepes y se podría haber tomado como modelo el castillo de Bran para el castillo en que se desarrolla la novela.

¿Y quién es Vlad Tepes? Pues Vlad el Empalador es a ese rumano que seguramente hayas visto relacionar muchas veces con el vampiro Drácula. La cosa es que Vlad sí existió en la realidad y fue ¡nada más y nada menos que un gobernante de Rumanía! Conocido como Vlad Tepes, Vlad Drácula o Vlad el Empalador, no se dedicaba a beber sangre de jóvenes, sino que se cree que Bram Stoker se inspiró en él porque tampoco es que fuera un corderito comparado con el Drácula de la novela. Vlad el Empalador ya sabes lo que hacía con sus enemigos, ¿verdad?

Entonces, ¿por qué se llama castillo de Drácula al castillo de Bran?

Sencillamente porque el castillo de Bran debió ser el modelo que tomó Bram Stoker para desarrollar la historia de su famoso conde Drácula, sin embargo el escritor irlandés tampoco estuvo nunca en el castillo.

Sin embargo, Vlad Tepes nunca vivió allí (¡ni tampoco ningún vampiro!) sino que vivió en el castillo de Poenari. Pero sí se dice que Vlad el Empalador pudo pasar algunas noches encerrado en una mazmorra del castillo de Bran, como dato curioso.

Y entonces, si el Drácula rumano real nunca vivió en ese castillo, ¿qué puede interesarte de la visita al castillo de Bran?

La historia del castillo de Bran

Pues en realidad, esta es la parte que te toca valorar a ti. Para mí el castillo de Bran es algo digno de visitar, a pesar de que en él no viviera ningún vampiro 😉

El castillo de Bran (o castillo de Drácula) se encuentra entre la frontera de Valaquia y Transilvania, y lo más curioso es que, militarmente hablando, no valió para casi nada a lo largo de su historia.

Sin embargo, la bonita fortaleza medieval siempre cumplió una misión dentro de la casa real rumana. Después de la Primera Guerra Mundial, el castillo fue cedido por parte de la administración rumana a la (por aquel entonces) reina María de Rumanía.

La nueva reina vio potencial en la fortaleza rápidamente para convertirla en su residencia de verano. Aún se puede ver, de hecho, que mantiene cierta estética hogareña, a pesar de no estar habitada. En la actualidad, pertenece a la familia de los Habsburgo, pero en una sociedad a medias con el gobierno rumano para permitir las visitas turísticas.

¿Qué se puede visitar en el interior del castillo de Drácula?

Entiendo, después de todo lo que te he contado, se ha restado bastante el encanto de ver «algo de Drácula en Rumanía», ¿no?

La verdad es que la fortaleza se mantiene bien conservada. Entre sus estancias podrás ver las habitaciones, salones, baños y mazmorras de un castillo medieval, lo cual no es moco de pavo.

Esta es su web, para que eches un ojo antes de ir hasta el castillo de Bran.

Pero para aquellos que van hasta allí queriendo saber algo más de Drácula y Bram Stoker, también hay alguna sorpresita. Y es que, aunque yo eso no puedo decirlo de primera mano (soy una miedosa, sorry!) sé que existe una atracción que funciona desde el 2017 llamada Túnel del Tiempo. Al túnel se baja en ascensor desde el patio interior del castillo de Bran y tiene un coste extra de 20 lei.

¿Cuándo se puede y cuánto cuesta la entrada al castillo?

En resumidas cuentas, el castillo de Bran abre todos los días, pero el horario varía un poquito en función de la temporada y el día, así que te dejo una fotografía.

llevame-a-rumania-horario-castillo-de-bran
Horario y dirección del castillo de Bran proporcionados por su web

Las entradas cuestan:

  • Para adultos (mayores de 18 años): 40 lei.
  • Mayores de 18 años con carnet de estudiante: 25 lei.
  • Niños y jóvenes de 7 a 18 años: 10 lei.
  • Mayores de 65 años: 30 lei.
  • Niños menores de 7 años y discapacitados: entran gratuitamente.

Si quieres conseguir una audioguía, la tienes en español, inglés, alemán, francés, italiano, ruso, húngaro o rumano y cuesta otros 10 lei.

Como comenté arriba, el Túnel del tiempo tiene una entrada aparte del pase al castillo de Bran y cuesta 20 lei/persona más. Y la pequeña exposición de Instrumentos de tortura medieval que también se encuentra dentro del castillo cuesta otros 10 lei/persona.

¿Cómo ir hasta el castillo de Bran?

Bran es un pueblito muy muy pequeño, por lo que llegar en transporte público es una tarea de vaaarias horas. Por eso mismo, mi recomendación es que coger un coche de alquiler es lo mejor para ir hasta el castillo de Bran.

Sin embargo, si no te apetece el coche de alquiler, te voy a proponer otras formas de llegar allí:

  • Ir con transporte público (tren o bus) hasta Brasov y desde allí en autobús hasta Bran.

Y me despido por hoy. Espero que te haya ayudado a tomar una decisión para tu próxima visita al castillo de Bran. Si tienes alguna duda, déjamela en comentarios o escríbeme a info@llevamelejos.com. ¡Te espero!

No olvides que tienes:
25 € de descuento en Airbnb
15 € de descuento en Booking
Tour en español por Brasov
Otros tours por Rumanía
Vuelos baratos a Rumanía

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas o compras desde ese enlace, a ti NO te costará más pero nosotros recibiremos una pequeña comisión. ¡Gracias por el apoyo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares