Llévame a Grecia: Qué no perderse de los alrededores de Corinto

Es tu primera parada en Grecia. Has aterrizado en Atenas y en cuanto te has hecho de tu coche de alquiler, has decidido que en esta visita a Grecia no se te pasaría el Peloponeso. ¡Y con razón! Con la cantidad de atractivos que tienen por allí (mira simplemente los alrededores de Corinto), bien merece la pena acercarnos hasta allí.

Y es que tanto si quieres recorrer el Peloponeso entero como si no dispones de tanto tiempo, acercarse a ver los alrededores de Corinto no supone mucho esfuerzo para todo lo que tiene que ofrecerte. ¡No te lo pierdas!

Breve explicación geográfica

Antes de meternos en faena, ¿has visto ya dónde queda la vieja Corinto? Quizás tú hayas intuido en un segundo lo que yo tardé más, pero has tenido que verlo ya, ¿no? Si entras en Google, te muestra dos Corintos en el mapa. Lógicamente, la que (más) nos interesa es la antigua 😉

  • Antigua Corinto: Entonces, si la visita principal reside en la vieja Corinto, allí nos plantaremos con el mayor tiempo posible para descubrir sus encantos. Y es que en ella tenemos: el templo de Apolo como atracción principal, junto al interesante museo. Además, en los aledaños tienes el Acrocorinto y las inadvertidas ruinas de un antiguo teatro romano.
  • El canal de Corinto: La más conocida joya de los alrededores de Corinto. ¡Y con razón! El antiguo itsmo de Corinto es hoy día una obra de arte en sí mismo. Y es que no todos los días se ve un paso de más de seis kilómetros de agua, construcción que une los mares Egeo y Jónico ¡desde el siglo XIX! Nada mal para ser tu primera imagen del Peloponeso.
  • La actual o nueva Corinto: Quizás el actual pueblo de Corinto no te parezca nada especial, pero un paseo por él tampoco sería algo a despreciar. Nosotros llegamos a través de él al final (o principio, según se mire) del canal de Corinto y descubrimos que los 6 kilómetros de canal tiene más de un búnker.

Llevame-a-Grecia-alrededores-de-Corinto

Qué más tienen los alrededores de Corinto

Podríamos decir que con Corinto ya hay suficiente que visitar, pero si además dispones de tiempo que dedicarle a los alrededores o la quieres tener como base para salir durante unos días a hacer escapadas, tampoco te pierdas estos otros:

  • Teatro de Epidauro: Ésta es la obra maestra que NO puedes perderte. Es de los mejores teatros que hayamos visto en nuestras vidas, bien conservado y con capacidad de 14.000 personas, los griegos saben que allí guardan un tesoro y lo cobran caro 🙂 No voy a desvelarte mucho de esta majestuosidad, salvo que es nada más que del siglo IV a.C. y si ves una foto, verás porqué no podemos más que flipar con este teatro. ¡No te lo pierdas!

El precio de entrada es de 12 € (6 € si consigues la entrada reducida) y su horario es de 8-20 horas.

  • Micenas: Otro importante yacimiento arqueológico de Grecia. Es famoso por la puerta de leones y las tumbas reales, aunque nosotros lo tuvimos que descartar porque se nos echó el tiempo encima.
  • Argos: La pequeña ciudad de Argos fue nuestro sitio base para descubrir los alrededores de Corinto. Reservamos un par de noches en una casita griega de Argos porque resultaba mucho más barata que en la propia Corinto y nos permitió descubrir más de lo que esperábamos. Una ciudad tranquila en la que moverte sin apenas un turista, pero en la que tener contacto con gente local. Pero no creas que eso es todo: Argos cuenta con el castillo de Larissa, teatro, odeón y la parte más antigua de la vieja Argos ¡a la vista de cualquiera y acceso gratuito!
  • Nauplia: La maravillosa Nauplia es una ciudad de las que atrapan. Con su personalidad propia, vistas, paseos junto al mar y su Palamidi, nada más llegar querrás quedarte a vivir una temporada allí. ¡Al menos nosotros lo estuvimos barajando! Es una maravilla de la que sólo debo añadir que, para más inri, tiene varias piscinas artificiales creadas en el mar.

Llevame-a-Grecia-alrededores-de-Corinto-Nauplia

  • Playas cercanas a Corinto: Y si además de éstas, te apetece ver alguna otra playita de arena por la zona, siempre puedes acercarte a Lechaion (con su playa de piedra y su antiguo puerto), Vivari o las playas más cercanas a Nauplia (Karathona y Kantia).

Espero que disfrutéis mucho de vuestro paso por Corinto y sus alrededores. Déjame un comentario si has descubierto algo mejor por la zona y quieres compartirla con todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares