Consigue nuestra guía "los 3 pasos que te lanzarán a planificar tu viaje ideal"  

You have Successfully Subscribed!

Llévame a Australia: Ventajas y desventajas de vivir en Brisbane

…¿Cómo digo esto sin desanimar a los que vengan a vivir en Brisbane?…Nuestra experiencia en Brisbane está acabando y tenemos la convicción de que no la echaremos de menos al marcharnos…7 meses en esta ciudad han sido suficientes para nosotros y no llegamos a entender qué falló. Podríamos probar con el típico “no eres tú, soy yo”, pero lo cierto es que abandonamos Australia sin tristeza. Por supuesto, no hemos dejado esta relación sentimental con Brisbane o Australia sin analizar. ¿Por qué no nos ha gustado tanto? ¿Hemos viajado poco? ¿Ha sido Brisbane la que no nos ha enamorado? ¿Tendrá tanto poder la decisión de la ciudad elegida? Por ahí anda nuestra teoría, pero para no dejar lugar a dudas a los futuros, os voy a dejar las que para mí son las ventajas y desventajas de vivir en Brisbane.

Ventajas de vivir en Brisbane

  • Ambiente tranquilo y relajado pero siendo una ciudad: Para el que no lo sepa, Jaime y yo somos de un pueblo extremeño pequeño. Quizás fue esto mismo lo que nos hizo tirar como cabra al monte y escoger una ciudad con menos ambiente. No queríamos agobiarnos con una gran ciudad como Sydney o Melbourne y, nos parecía bastante factible que pasara después de seis meses viajando a diario. A la vez nos comentaron que disponía de las facilidades de ser la tercera ciudad australiana y bastante que visitar en la propia Brisbane.
  • Clima: Situada en Queensland (región del sol en Australia), el buen clima está asegurado al vivir en Brisbane. Si, como nosotros, llegas de un viaje de eterno verano, éste es tu estado. Además, encontrarás muchas y variadas playas en localidades a no mucha distancia, a las que llegar fácilmente incluso en transporte público.

llevame-a-australia-ventajas-y-desventajas-de-vivir-en-Brisbane-playa

  • Excursiones cerca: Sin duda, lo que nos hizo ir directos a Brisbane fue este comentario. Después de haber estado viajando tantos meses (y con nuestro espíritu viajero) lo que menos nos apetecía era llegar a la inmensa Australia y no tener opción a viajar dentro del país. Viviendo en Brisbane tendrás muchas opciones de road trips especialmente.
  • Precios más bajos: Siendo Brisbane la tercera ciudad más habitada de Australia, podrás imaginar que su coste de vida no va a ser muuucho más barato que el de Sydney o Melbourne, pero para nosotros era fundamental ahorrar al máximo, especialmente cuando llegamos. Pincha para echar un vistazo al precio de nuestra cesta de la compra también 😉
  • Trabajo: El trabajo en Brisbane, aunque siendo una ciudad más pequeña, no está nada mal. Si vienes con expectativas de trabajar, Brisbane tendrá una oportunidad para ti. Siempre será más fácil encontrar un trabajo en Sydney o Melbourne, pero tampoco es difícil encontrarlo en Brisbane. Date un tiempo y verás que te recompensa.
  • Transporte fácil y cómodo: Otra de las ventajas que tuvimos clara desde el principio era la posibilidad de manejar Brisbane andando o en bicicleta. Al tener todo muy concentrado en el centro de la ciudad, si vives ahí o en un barrio circundante, te será muy fácil moverte por Brisbane. En el caso de tener que desplazarte a zonas más remotas, dispones de autobuses, trenes, ferries e incluso bicis de alquiler que te harán la vida muy sencilla.

llevame-a-australia-ventajas-y-desventajas-de-vivir-en-Brisbane-bicicletas

Desventajas de vivir en Brisbane

  • Ambiente demasiado tranquilo: ¿Cómo? ¡Si antes he dicho que era un aspecto positivo! Ya, lo sé. Sin embargo, éste ha sido el motivo que más me ha irritado estos siete meses de vida en Brisbane. Aunque os he recalcado que somos de pueblo (¡llevado con orgullo además!), imagino que serán nuestros años en Madrid los que no han pasado en balde. Creímos que nos sentiríamos bien en una ciudad acogedora, pero en más de una ocasión nos ha resultado aburrida. Después de visitar sus 30 atractivos principales y alrededores, nos llegó a entrar la prisa por volver a viajar por nuestra querida Asia 🙁
  • Coste de vida caro como las grandes australianas: Cuando decidíamos qué ciudad se acercaría más a nuestro estilo de vida, también pensábamos en su coste de vida. Nos interesaba “hacer dinero en Australia” para poder viajar más tarde, de nuevo por Asia. Sin embargo, y aunque muchos comentan lo contrario, tras visitar Sydney nos pareció que en todos lados el que busca, encuentra.
  • Trabajo menos especializado: Aunque he de reconocer que me mantuve trabajando los siete meses en el trabajo que encontré al llegar, en algún momento Jaime y yo nos planteamos cambiar de ciudad. Mudarnos a Sydney o Melbourne eran las propuestas e hicimos alguna búsqueda laboral para “tantear el terreno” primero. Y ahí sí vi (uno de) los puestos que mi curiosidad laboral siempre me ha hecho querer probar: trabajar en un call centre. Mientras que en Brisbane me ha resultado imposible dar con una única oferta de este tipo en español, en Melbourne aparecían ofertas diarias. Me hubiera gustado comprobar que las posibilidades laborales vistas (no sólo de call centre) eran reales, pero al menos, aparecían en las búsquedas 😉
  • No quedarte con las ganas de vivir donde querías: En la línea del último párrafo, me gustaría dejar a modo de consejo: Planificar dónde vivir en Australia sin conocer ninguna de las ciudades es más importante de lo que parece. No son sólo uno o dos los amigos que he conocido en Brisbane que han decidido apostar por Byron Bay o Sydney después de vivirla unas semanas. Con esto no quiero desanimarte, Brisbane es encantadora y puede darte todo lo que buscas, pero como consejo de alguien que ya ha pasado por aquí te diría que, en el caso de venir con una student visa, escojas una escuela que te permita cambiar de ciudad si así lo deseas. Tu experiencia en Australia puede cambiar tanto, que sería estúpido no hacerlo. Si Brisbane te resulta acogedora, no habrás perdido nada y te ratificarás que era la mejor opción para ti 😉 Mientras, yo seguiré pensando que hubiera disfrutado como una enana de pequeños descansos de la cotidianidad en un lugar como éste de Sydney.

Espero haberte ayudado un poquito más en la decisión australiana. Si mientras te surge alguna duda, que no te quepa la de que me puedes escribir cuando quieras 😉

 

 

¿Te gusta lo que lees?

Entonces, no dudes en suscribirte para recibir gratuitamente nuestras novedades y la guía "Los tres pasos que te llevarán a planificar tu viaje ideal".

You have Successfully Subscribed!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares