Llévame a Australia: 25 cosas que ver o hacer en Brisbane

Siete meses en Brisbane, ¡semejante locura! Eso mismo pensé la primera semana que pasamos en nuestra ciudad de acogida en Australia. Y es que después de seis meses en continuo viaje, creíaa que no habría muchas cosas que ver o hacer en Brisbane.

Por suerte, y después de haberle concedido una segunda opinión, puedo asegurarte que si te detienes por aquí en algún bonito road trip por Australia, te llevarás una sensación agradable de la ciudad. Así que, quédate a leer 😉

Qué ver en Brisbane

  • Asómbrate con las luces del Treasury Casino: Si acabas de llegar a Brisbane, lo primero que deberías hacer es acercarte a ver Queen Street y alrededores. Situado en Queen St. junto a otro de los imponentes, la Biblioteca de Brisbane, sus vistas no te dejarán indiferente especialmente al atardecer. Tanto la biblio como el Casino merecen una visita (gratuita) a su interior.

Llevame-a-Australia-cosas-que-ver-en-Brisbane-Casino

  • Pasea por Queen Street Mall: Siguiendo desde esa misma plaza hacia delante tendrás la moderna “calle de las tiendas” de Brisbane. Denominada centro comercial o mall, en esta calle siempre encontrarás algo que te guste. Tiendas, restaurantes, bares…y gente! (a cualquier hora) harán que disfrutes sea cual sea el horario.
  • Adora el ayuntamiento o City Hall of Brisbane: Por si aún no lo has encontrado, la silueta del bonito ayuntamiento es el logotipo de la ciudad. Y no es para menos, ya que su estética y fecha de construcción hacen que sea de lo más antiguo que posee la ciudad. Además, puedes visitar el Museo de Brisbane en su interior y tener unas magníficas vistas de King George Square desde lo alto de la torre.
  • Adéntrate en Roma Park: Aunque este parque no es el más grande ni espectacular de Brisbane, sí es conocido por sus especiales habitantes. A los que como yo “odien” los reptiles, aviso, son grandecitos y no se asustan mucho de nuestra presencia.
  • Descubre parte de la historia de Australia en Anzac Square: Australia New Zealand Army Corps son las siglas de lo que constituyó el inicio de una nación. Aunque en la batalla de Galípoli, australianos y neozelandeses fueran derrotados, la plaza celebra el valor y compañerismo de aquellos soldados.

Llevame-a-Australia-cosas-que-ver-en-Brisbane-Anzac

  • Pasa al interior de Central Station: Si subes la plaza Anzac por la parte de la Llama eterna, te toparás con la estación de tren central. Aunque su interior no es tan bonito como en exterior, se pueden ver un par de placas conmemorativas del tren en Brisbane. Y es que hay que recordar que, hasta no hace mucho, a Brisbane no había llegado la industrialización.
  • Encuentra Saint John’s Cathedral gracias a sus reflejos en los modernos edificios: En el autobús del trabajo a casa, a diario me preguntaba cuál sería el edificio antiguo que veía reflejado en los rascacielos de enfrente. Es curioso, porque si miras los alrededores de esta catedral anglicana, la verás subida en una roca enorme, con rascacielos cubriendo sus laterales. ¡Pero no se quedan cortas las cristaleras! Pasa a verla y dime que esta catedral no debería ser algo que ver en Brisbane sí o sí.
  • Ten las mejores vistas del Story Bridge: Otra de las maravillas que contemplar es la perspectiva que se tiene del Story Bridge de Brisbane. En el cruce de Ann Street con Boundary Street verás a éste gigante de acero y, por si se te antoja, es peatonal 😉 ¡Crúzalo!
  • Pero si quieres ver la estética más típica de Queensland, no te vayas sin ver el barrio de New Farm: Si sólo paseas por el centro de Brisbane puedes caer en la tentación de creer que Brisbane no es más que rascacielos y un bonito río. ¡Y te equivocas! Eso sólo constituye la llamada City o CBD, sin embargo las casitas con estética Queenslander son muuucho más bonitas. Todavía las hay en muchos lugares de Brisbane (norte y sur) pero el barrio de New Farm es uno de los más cuquis.

  • Visita el Chinatown de Brisbane: Si como nosotros viniste a Oceanía tras pasar por Asia, aquí te sentirás de nuevo como en casa. Al estilo de otros Chinatown en (por ejemplo) Malasia, tienes este barrio asiático para buscar lo que quieras de países asiáticos “vecinos”.
  • Entra en Cathedral of St. Stephen: Una vez más tenemos una catedral rodeada de edificios super modernos. Esta vez, católica, pero con un interior peculiar para los que acostumbramos a ver otras catedrales.
  • Descansa a la sombra de los Botanic Gardens: El jardín más grande y bonito de todo Brisbane te espera, además de todas las especies (de flora y fauna) que en él habitan. ¡Nada despreciable!
  • Perder las horas por el paseo de Kangoroo Point: Aunque con ese nombre, en Kangoroo Point Cliffs Park bien podía haber canguros salvajes, ¡no te hagas ilusiones que no es así! Sin embargo, es un recorrido muy discurrido por otros animalitos y escaladores, con unas vistas increíbles del río (sobre todo desde arriba).
  • Acabar el paseo en la zona de South Bank: Con playa artificial incluída, esta zona es una de las preferidas de muchos. Y es que sus zonas de recreo, barbacoas, césped, noria, playa y piscina GRATUITAS, tiene mucho que ver con la diversión de todos en Brisbane.
  • Y para finalizar, si después de todo, te sobra tiempo, pásate por el Monte Coot-tha a ver anochecer: Con las mejores vistas de Brisbane, podrás descansar y tomarte algo en el mirador de Brisbane.

Qué hacer en Brisbane

  • Aprovecha el paseo para aprender sobre fauna australiana: Y es que puedes encontrar libremente por calles y parques miles de especies. Pogonas, lagartos, ibis blanco australiano, cuervos, insectos, cucaburras (kookaburra o martín pescador australiano) e incluso tiburones toro que hay en el río de Brisbane. ¡Prueba a verlos todos!
  • Y si además no quieres perder la ocasión de ver koalas y/o canguros en libertad, ve hasta Daisy Hill Koala Centre: De entrada gratuita, en este centro sólo verás tres koalas en rehabilitación y multitud de canguros en libertad por los alrededores.
  • No te pierdas la playa de Brisbane o Street Beach: Construida para el disfrute de los visitantes, te podrás bañar dentro de la ciudad, gratuitamente y con unas vistas más que curiosas.

Llevame-a-Australia-cosas-que-ver-en-Brisbane-Playa-Southbank

  • Y de paso haz una barbacoa: Algo muy australiano es hacer una “barbie” en cualquier ocasión. En South Bank, como en otros puntos de la ciudad, verás unas cajas plateadas con asientos para disfrutar de todo lo que quieras llevar.
  • Visita sus museos más célebres: Museum of Brisbane, GOMA (Arte Moderno) y Queensland museum and Science Centre son para nosotros los primordiales. Son gratuitos y muy educativos, así que cero excusas a culturizarse un poquito.
  •  Fotografíate con las famosas letras de Brisbane: Con vistas al río y los rascacielos de la city, este recuerdo de la ciudad se lo lleva (casi) todo aquel que pasa por allí.
  • No te pierdas el paseo por el río en ferry gratis: Verás que por el río de Brisbane pasan muy seguidamente barcos. Todos son para el uso de los ciudadanos, pero ¡uno de ellos es gratuito! Como lo oyes, no te hará falta tener una tarjeta de transporte ni ticket ni nada, simplemente haz la cola en alguno de sus puertos y espera a que llegue el llamado City Hooper. ¡El de color rojo!
  • Y si no te conformas con las vistas desde el río, la Wheel o noria de Brisbane tiene otras para ti: Con una estética muy parecida a la de sus primos londineses, la noria abre cada día y por unos cuantos dólares podrás tener esta experiencia. Mira sus precios aquí.
  • Contágiate del buen rollito de West End por la noche: Si te apetece cenar en un lugar distinto al centro de la city, este barrio es el multicultural por excelencia. Comidas de cada parte del mundo, horarios un poco más trasnochadores y su toque buen rollero, te harán disfrutar de la noche en Brisbane.
  • Y para acabar, pasea y pasea para discubrir y contarme los planes que tú mismo descubras en Brisbane: Y es que, la moderna ciudad tiene actividades como días de la semana. A no perderse, por ejemplo, miércoles (mercado gastronómico en Queen Street), viernes (clases gratuitas de bailes latinos en Queen Street) o domingo (mercadillo de segunda mano en Queen Street). ¡Siempre hay algo nuevo!

Y para cualquier dudilla, como siempre aquí estaré 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares