Guía para viajar a Tailandia: vacunas, visados, presupuesto y ruta

Después de nuestros 2 meses en el país de las sonrisas, hemos ido adquiriendo soltura y aprendido trucos para viajar barato que te pueden servir para tu viaje por Tailandia. Si tú también quieres viajar haciendo más con menos, no te pierdas nuestra guía para viajar a Tailandia.

Antes de viajar a Tailandia

CUÁNDO VIAJAR

Uno de los temas que más preocupa y se comenta antes de viajar a Tailandia es su clima. Se puede leer tanta información en internet que a mucha gente le preocupa saber si se puede ir o no a determinados lugares en ciertos momentos. Basados en nuestra corta experiencia en Tailandia, nosotros afirmaremos que siempre vimos: calor y humedad everywhere, con momentos de lluvia y pequeñas diferencias aquí y allá.

Por meses del año, las líneas generales serían:

  • De Noviembre a Febrero es la mejor época para viajar a Tailandia. Son los meses menos calurosos, con temperaturas más moderadas y cuando menos llueve.
  • De Marzo a Junio es la época más calurosa y en la que nosotros estuvimos. Al llegar a sus temperaturas más altas, ésta es la considerada «temporada baja» en Tailandia.
  • Y de Junio a Octubre, la época de monzones. El monzón es un viento estacional que trae consigo lluvias fuertes, pero suelen durar horas. Así que si resulta que compraste tu vuelo a Tailandia en esta época, no rechaces visitarla por el clima. Tendrás momentos de fuertes lluvias, especialmente por la tarde, pero después de unas horas se pasa.

¿Y cuándo voy a las islas? Pues también se diferencian unas de otras por época de monzón. Si tu idea es viajar a Tailandia en los meses de Junio a Agosto, lo más recomendado es hacerlo a las islas del Golfo (lado este, Koh Samui, Koh Phangan y Koh Tao) puesto que su época de lluvias es más bien en Noviembre-Diciembre. Si por el contrario, quieres visitar las islas de la costa de Andamán (lado oeste, Phuket, Lanta, Phi phi, Lipe y otras), la recomendación más extendida es hacerlo en los meses de Noviembre a Marzo.

VISADO TURISTA

Si tu idea es pasar como máximo 30 días en Tailandia, este apartado no te interesa mucho. Tailandia concede gratuitamente a los españoles un periodo de 30 días si se llega por aire, ó 15 días si es por tierra (desde otro país vecino). Pero si quieres pasar en el país más de esos 30 días, tendrás que adquirir un visado de mayor duración antes de llegar a Tailandia o extender el que tienes una vez en Tailandia.

En nuestro caso, partimos con visado en mano conseguido en la Embajada Tailandesa de España (Madrid). Obtuvimos el visado de entrada única para turistas de 60 días, que cuesta 35 €/persona. Éste es el pdf con toda la información y requisitos relacionados con este visado.

Guia-para-viajar-Tailandia-Visado

Si te interesan otros visados, puedes echar un ojo a estas otras opciones de visado turista existentes.

MONEDA

La moneda es el bath tailandés (THB). En nuestro viaje, el cambio de euro a bath estaba más o menos así: 1 €=37 THB. Para consultar cómo está el cambio ahora mismo, entra aquí.

Dentro del país puedes encontrar miles de casas de cambio, en las que 1 € ronda los 34 THB. Sin embargo y misteriosamente, el mejor sitio que nosotros nos encontramos por Tailandia fue el Super Rich del aeropuerto internacional de Bangkok. Lo tenéis bajando a la planta -2, cerca de la entrada al metro, esperando con su logo verde y un mejor cambio 😉

Por otra parte, si eres de los que prefiere no llevar nada en metálico y obtener dinero en algún cajero, ten en cuenta que te cobrarán siempre una comisión de mínimo 150-200 THB. O, aunque nosotros no lo probamos, se puede obtener en ventanilla sin cobros extras.

VACUNAS

Uhhhh, el tema. El tema trae de cabeza a mucha gente y es más que normal. Unos nos ponemos unas vacunas, otros otras, algunos todas. ¿Entonces cómo me decido por una sí y otra no?

La única cosa que podemos decirte es que tú decides qué vacunas ponerte y cuáles no, porque si vienes desde España y has seguido el calendario de vacunación infantil correctamente, las vacunas que te nombraremos sólo son RECOMENDADAS. Sin embargo, si viajas a Tailandia desde algunos países de América o África, deberás demostrar que has sido vacunado contra la fiebre amarilla, para no propagarla por Asia.

Entonces, ¿qué vacunas se recomiendan y cuáles nos pusimos de todas ellas?

Guia-para-viajar-Tailandia-cartilla-de-vacunas

Te daremos una pequeña recomendación desde nuestra experiencia, pero ¡¡ni siquiera nosotros dos nos hemos puesto las mismas!!

  • Hepatitis A y B: Muy convenientes ambas, puesto que se transmiten fácilmente. La A es comúnmente contagiada a través del agua/hielo o por comer fruta/verdura con piel que hayan estado en contacto con materia fecal contaminada por el virus, pero también por contacto con sangre contaminada. Son de las más recomendadas, sin embargo, nosotros hemos viajado sin ellas por falta de disponibilidad en nuestro centro de salud. Prevenir y conocer buenas medidas de higiene es fundamental.
  • Fiebre tifoidea (Salmonelosis): Más de lo mismo, ¡cuidado con algunas comidas callejeras! En nuestro caso, Jaime sí la quiso, pero yo decidí no vacunarme. Lo bueno de esta vacuna es que puedes tomar la vacuna oral (de nombre comercial Vivotif) y dejas descansar de agujeros a tus brazos.

¡Ojo! No decimos que no comáis nada en la calle, ¡al revés! Nosotros comimos todo el tiempo. Pero sí comprobad que el puesto de comida tiene unos mínimos de higiene y los alimentos sean frescos.

  • Encefalitis japonesa: Transmitida por la picadura de un mosquito infectado, el riesgo de infección es bajo para el viajero. Es mayormente transmitida en zonas muy rurales. Nosotros viajamos y realizamos Workaway en varias granjas, pero igualmente decidimos no vacunarnos por el bajo riesgo.
  • Rabia: Como puedes ver, nosotros nos la pusimos, pero te explico el porqué. Siendo veterinaria, no me había vacunado nunca contra la rabia y quise tener alguna protección para este viaje en el que pretendía realizar muchos voluntariados con animales. Pero tened en cuenta que, en caso de que te mordiera un animal sospechoso de infección, tanto si estás vacunado como si no, tendrás que volver a vacunarte como tratamiento.

Así que mejor evita mordeduras de perros, monos, murciélagos y pequeños mamíferos, tener un contacto íntimo con animales no familiarizados con los humanos, dar o mostrar comida a monos, perros, etc. Si eres precavido y no tienes pensado rodearte de mucho animal, no necesitas esta vacuna para nada.

  • Tétanos: Muy recomendable. Es muy común que se transmita a través de un corte en la piel con algo oxidado. A los españoles nos ponen esta vacuna siendo niños, pero hay que revacunarse de ella cada 5 años.
  • Polio y triple vírica: Las vacunas contra la poliomielitis y la triple vírica (sarampión, paperas y rubeola) nos las ponen siendo niños, pero puedes revacunarte como prevención si, por ejemplo, quieres hacer algún voluntariado con niños. En mi caso, no quedaba muy claro en mi historial si me había vacunado correctamente de niña, por lo que me revacuné. Sin embargo, Jaime no lo necesitaba y no sólo se vacunó de la polio como recuerdo.
  • Malaria y dengue: Actualmente no existen vacunas contra estas enfermedades, por lo que para ambas lo mejor es tomar buenas medidas preventivas contra los mosquitos. Algunos médicos recomiendan tomar Malarone de forma preventiva, sin embargo, otros aconsejan que lo compres y tomes sólo en caso de notar síntomas. Nosotros decidimos apoyar a los segundos y llevar el blister «sólo por si las moscas».

BOTIQUÍN

Dentro del mismo, una de las frecuentes preguntas es qué repelente de mosquitos usar. Los más conocidos en España son Goibi Xtreme y Relec Extra fuerte, conocidos por contener DEET entre sus componentes. Nosotros dispusimos de Goibi Xtreme, sin embargo también quisimos probar el famoso repelente tailandés Sketolene. Hecho con citronella, por un precio equivalente a 1€ (mucho más económico que Goibi o Relec) lo puedes encontrar en cualquier 7-eleven. Curiosamente, y aunque inicialmente desconfiábamos de su eficacia, nos ha resultado bastante eficaz y, al no tener DEET entre sus componentes, es ¡menos tóxico para la piel!

Antiinflamatorios-analgésicos: Los universales paracetamol e ibuprofeno se pueden comprar en farmacias y 7-eleven, pero hemos de decir que nos resultó menos accesible el ibuprofeno, así que en caso de que tuviera que volver a Tailandia desde España, traería sin duda ibuprofeno (y en caso de necesitar paracetamol, lo compraría allí).

Gasas, tiritas, betadine o suero fisiológico: Si tuvieras alguna caída (esperemos que no) y necesitaras alguna de estos artilugios, no te preocupes. En cualquier 7-eleven los encontrarás súper baratos, así que libera espacio en tu mochila.

IMPRESCINDIBLE (y no) EN TU EQUIPAJE

De todas las cosas que echamos en la mochila antes de venir, vimos que algunas sobraban y otras hicieron falta. Por eso, queremos recalcar cuáles nos han parecido indispensables una vez llegamos aquí.

  • Spray repelente antimosquitos: Tanto si lo compras en tu país como en Tailandia, el repelente lo usarás sí o sí.
  • Mosquitera: Antes de venir compramos exactamente esta mosquitera previendo que nuestros hostales baratos no tendrían. Nos equivocamos y no lo usamos en todo el viaje.
  • Crema de protección solar e hidratante: Aunque en Tailandia también las puedes comprar, verás que todas tienen «efecto blanqueante». Eso quiere decir que te deja la piel en un tono blancuzco, y es que a para los thais, la piel clara es símbolo de belleza como el contrario lo es para los europeos. ¡Cosas de la vida!
  • Protector contra la lluvia de mochila: Incluso en época calurosa, puede pillarte una lluvia torrencial. Así que, no te descuides y lleva una funda para proteger al menos tus pertenencias más importantes.
  • Cantimplora: En Tailandia tienen muy poco control con el uso del plástico.Su uso es desmesurado, para todo. Por eso, siempre que puedas reutiliza tu botella o cantimplora (para mantener el agua fresquita) y no sólo ahorrarás dinero al no comprar botellas de plástico, sino que harás un bien para el medio ambiente.
  • Cuchara, tenedor y cuchillo: Algo tan simple como esto puede salvarte en más de una ocasión. Fácil y práctico para cualquier viaje, en Tailandia lo echamos de menos más que en otros países, ya que puedes comer en cualquier momento y lugar y acabamos comprando una cubertería de viajes.
  • Aparatejos para hacer snorkel: Si vas a visitar las playas, tarde o temprano tendrás ganas de hacer snorkel (incluso si no te gusta el mar, créeme). Si tienes tus propias gafas y tubo en España, piensa en traerlo contigo porque aquí son bastante caros.
  • Adaptador universal: Aunque sus enchufes son distintos al europeo, las clavijas entran sin necesidad de adaptador. Nosotros llevamos uno como éste y sí lo usamos en otros países del Sudeste 😉
  • Ladrón eléctrico: Acostumbrados a disponer de miles de tomas, en los hostales tailandeses rara vez teníamos dos. Acabamos comprando esto y llevando un adaptador universal y un ladrón sin necesidad. Lleva directamente algo así  y evitarás peso extra o compras innecesarias.

Guia-para-viajar-Tailandia-ladron-electrico

Ya en Tailandia

PRESUPUESTO DIARIO

Viajar por Tailandia es, si te lo propones, muy barato. Vimos factible desde los primeros días que se puede «vivir» con un presupuesto máximo de 10 €/persona/día.

A veces gastamos incluso menos y otros días se nos escapó de las manos porque nos dimos ciertos lujos. Pero por lo general, con 20€ diarios por pareja basta para el alojamiento, comidas, transportes e incluso batidos de fruta. 😛

1. Comidas

En la comida desde luego no será en lo que se vaya tu presupuesto. Picante, ácido y dulce, a base de arroces, noodles, pollo, verduras o frutas, también encontrarás western food a un precio superior.

En Tailandia es fácil ser amante de los puestos callejeros, en los que es verás mucho más que el pad thai y con unos precios tan buenos que querrás probar todo y de los famosos 7 eleven, que te sacan de más de un apuro.

Recuerda que para evitar la diarrea del viajero: Todo debe ser cocinado, hervido o pelado.

Una vez dicho esto, te daremos precios del más bajo al alto que vimos. Ahora sí:

  • Botella de agua: 9 THB en Tesco, 13 en los 7-eleven (20 en 7-eleven de islas)
  • Pad thai: 30-70 THB
  • Arroz frito o noodles con verduras, arroz dulce y ácido, o frito con cerdo/pollo: 30-90 THB

Guia-para-viajar-Tailandia-comida-tailandesa

  • Brocheta de carne: 5-15 THB
  • Alitas de pollo fritas: desde 10 THB
  • Tortilla con verduras: 30-70 THB
  • Arroz cocido o arroz sticky (pegajoso): 5-15  THB
  • Garlic bread (pan con ajo): 10 THB
  • Mango sticky rice u otros postres con arroz: 30-80 THB

guia-para-viajar-a-tailandia

2. Medios de transporte

Moverte por Tailandia es facilísimo. Muy bien conectada, siempre tendrás algún medio de transporte a tu disposición.

  • Avión: Al igual que nuestro Ryanair en Europa, en Asia existen varias compañías de bajo coste con las que moverse muy fácilmente por Tailandia. Airasia es la más conocida. Sin embargo, aunque los precios sean de unos pocos euros, resulta más caro que otros y nosotros no lo usamos.
  • Tren: Mucho más lento, a veces impuntual y baratísimo, éste fue nuestro método más elegido (y deseado). Descubrimos que los tailandeses tienen derecho a un viaje gratuito al día en tren ordinario, por lo que para pillar asiento a veces habrá que rezar. Sin embargo, gracias a haber recorrido Tailandia de norte a sur en tren, tuvimos la oportunidad de hablar con personas sonrientes, cariñosas, generosas, extrañadas pero también interesadas en los farangs. Para mirar sus horarios, métete en la web del ferrocarril de Tailandia.
  • Autobús: La otra opción recomendada. Un poco más caro que el tren, es algo más rápido en según qué trayectos y más cómodo. Nosotros probamos el trayecto Chiang Mai-Bangkok nocturno más barato y no estuvo mal.

guia-para-viajar-a-tailandia

  • Van: En algunos lugares no queda más remedio que usar estos microautobuses. Para lugares especiales, como por ejemplo, el trayecto de Pai a Chiang Mai. Con las 762 curvas de carretera, a ver qué autobús se mete por ahí.
  • Moto o bicicleta de alquiler: Para los más atrevidos, islas o ciudades grandes en las que hay que caminar mucho, ésta es la mejor opción. Nosotros alquilamos unas bicicletas en Ayutthaya por sólo 50 THB/persona y en Pai, una moto por 100 THB.
  • Tuk tuk: Aceptable para trayectos cortos. Al ser del tamaño de una moto un pelín grande, esquiva bien el tráfico de las ciudades. No olvides acordar el precio con el conductor antes de subirte, ya que no tienen tarifa fija. Por casi cualquier trayecto te pedirán un mínimo de 30 THB, y si te piden menos, asegúrate de que no te vayan a llevar a ver tiendas de amigos suyos.

3. Alojamientos

Aunque el país es enorme y los precios de los alojamientos pueden variar muchísimo de una zona a otra, algún truquillo aprendimos 😉

  • No te estreses con reservas online: No te hará falta usar ni Booking ni Hotelscombined, salvo que lo quieras llevar todo bien atado o sea temporada alta. Para nuestros tres primeros días en Bangkok llevamos reservado este hostal. No sabíamos cómo llevaríamos el jet lag y estaba genial de precio, así que lo reservamos desde España. De ahí en adelante, no volvimos a reservar ningún hostal más. Tendrás mejor precio si llegas a un sitio y pides habitación directamente. Además de ahorrar tiempo reservando e imprimiendo cada reserva.
  • Recopila los nombres de los hostales más baratos en Hotelscombined y pregunta en ellos directamente: Si sólo quieres una habitación decente, preguntar en los primeros hostales de la lista en Hotelscombined es una buena opción. Viendo en la web cuánto piden, te harás una idea del precio más barato en el lugar y de cuánto puedes pedir en persona.
  • Pide que te enseñen la habitación (si la quieres ver antes de entrar): Están acostumbrados a enseñar sus habitaciones hasta el punto en que a veces son ellos los que te lo dicen a ti sin tú pedirlo. Así podrás comprobar cómo es la habitación, cama, ruidos, ventilador…cualquier fetichismo que tengas.
  • Si viajas con un amigo/a (y no te importa), pedid habitación doble: En muchos casos comprobamos que nos salía más barata la habitación privada, con baño incluido, que a dos amigos sus dos camas en un dormitorio compartido.
  • Regatea el precio de la habitación: Si quieres quedarte varios días en un mismo hostal, pídele su best price y en muchas ocasiones te harán un descuentillo.
  • Si te gusta dormir mientras estás viajando, este país está pensado para ti: Las distancias son enormes en Tailandia, así que si vas con el tiempo justo te vendrán perfectas sus combinaciones de tren o autobuses nocturnos. Ahorras el precio del hostal y ganas en tiempo. Para reservar, 12go.asia o directamente en taquilla.

¿Cuánto sería normal pagar por una noche de guesthouse/hostal?

Pues dependerá de si duermes en el centro o periferia, de lo que incluya y de lo que consigas regateando. ¡Sí, se puede regatear el precio! Pero en nuestro viaje por Tailandia, lo más barato fue 200 THB (por pareja) por habitación y baño privados, con ventilador y desayuno incluido. Ni 3 € cada uno por esta habitación.

¿Y la más cara? Un caprichito que quisimos darnos en Chiang Mai, en un hostal con piscina, 400 THB por pareja. Algo más de 10 € la noche, con ventilador y baño privado.

NUESTRA RUTA POR TAILANDIA

Nuestro viaje por el Sudeste Asiático comenzó por Bangkok, con un billete de ida por sólo 170 €. Fuimos decidiendo por el camino qué nos interesaba porque disponemos de mucho tiempo, sin embargo, si dispones de poco tiempo esta ruta te ayudará en tus elecciones.

Ten en cuenta que Tailandia es enorme en extensión y que si quieres viajar por carretera (más económico), te robará bastante tiempo. En ese caso, elige menos destinos y dedícales más tiempo. Así tendrás una excusa por la que volver al país de las sonrisas pronto.

¡Vamos con los destinos, pues!

Bangkok: La capital tiene mucho que ofrecer y de todo tipo. Quédate varios días en ella y disfrútala despacito.

Pak Chong y el Parque Nacional de Khao Yai: No es de los parques de Tailandia más turísticos, pero lo visitamos por lo que cerquita que estaba de nuestro primer Workaway. Ésta fue nuestra experiencia en Khao Yai.

Ayutthaya: la ciudad de los templos, uno de nuestros destinos tailandeses preferidos. La decisión normalmente está entre Sukhothai y ésta, nos decidimos por Ayutthaya y le dedicamos mucho más tiempo del promedio (¡una semana!). La disfrutamos como enanos, paseamos en bicicleta por toda la ciudad, vimos muchísimos templos y, aún así, nos quedaron cosas por ver.

Chiang Mai: La «capital del norte». Llena de nómadas digitales, está muy preparada para los occidentales. Lo que al principio choca, también puede tener su parte positiva: comidas más nuetras, algún centro comercial, templos, parques…y nosotros disfrutamos de su fiesta más famosa, el Songkran. Si viajas hasta allí en el Año Nuevo Tailandés, ¡no te lo pierdas!

Guia-para-viajar-a-Tailandia-Songkran

Pai: Pueblo mochilero del norte de Tailandia. Separada de Chiang Mai por una considerable cantidad de curvas, encontrarás este remanso de paz para muchos, fiesta nocturna para otros. Elige tu plan y ve sin dudarlo.

Hua Hin: Conocido como destino playero para los thais, quisimos conocer cómo viven ellos sus vacaciones en la costa. No es la típica playa de aguas turquesas, pero pudimos relacionarnos y tener vivencias distintas en Hua Hin.

Chumphon: Con la idea de quedarnos un día a visitar el pueblo, para al día siguiente tomar el ferry hacia Koh Tao, la verdad es que Chumphon no mereció mucho la pena. Vimos casi todo el pueblo en cuestión de horas y la propia tailandesa a la que reservamos el ticket para el ferry nos animó a ir directos a Koh Tao ese mismo día (perdiendo dos posibles huéspedes).

Koh Tao: La maravillosa isla tortuga. De tan sólo 20 kilómetros cuadrados de extensión, tuvimos el privilegio de verla casi vacía. Con playas paradisíacas, disfrutamos de una semana sorprendidos por sus coloridos peces, su paz y su sosegada vida (en temporada baja).

Surat Thani: Más de ciudad de paso que visita. Al igual que ocurre con Chumphon, los turistas no paran aquí, pero quisimos permanecer varios días en ella. Nos pareció muy agradable, pero en caso de andar cortos de tiempo, no merece la pena su visita.

Hat Yai (y salida a Malasia): La tailandesa Hat Yai nos anticipaba qué veríamos en la vecina Malasia. Con mucho rascacielo, mucho comercio mezcla de la cultura china, malaya y tailandesa, es el lugar perfecto para tomar un autobús y cruzar la frontera a Malasia.

Si te surge alguna duda, quieres preguntarnos algo más específico o simplemente te ha gustado nuestra guía para viajar a Tailandia, estaremos encantados de que nos comentes, escribas o compartas en tus redes sociales. ¡Te esperamos!

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si reservas o compras desde ese enlace, a ti NO te costará más pero nosotros recibiremos una pequeña comisión. ¡Gracias por el apoyo!

No olvides que tienes:
25 € de descuento en Airbnb
15 € de descuento en Booking
Tours por Tailandia
Vuelos baratos a Tailandia

2 comentarios en “Guía para viajar a Tailandia: vacunas, visados, presupuesto y ruta

  • Tenéis idea de donde mirar villas? Nosotros más que viajar tanto por el país queremos estar un mes por Chiang Mai y otro mes por el sur, pero aún no se dónde? Trabajamos con internet así que queremos más un tipo apartamento… sabéis algo de eso?

    Mil gracias

    La guia es la leche!

    Chuuuuu!

    • ¡Hola Caro! Por lo que me dices, un condominio en Chiang Mai puedes alquilarlo muy fácilmente. Si además quieres estar un mes, imagino que no te importará tanto la ubicación y los más baratos están por la zona del aeropuerto. Nada más llegar a Chiang Mai verás miles de carteles por la calle, a mí en tiempo me recomendaron mirar en la web de Perfect Homes. Por otra parte, en casi cualquier lugar puedes preguntar si te hacen un descuento por quedarte un mes y valora si te compensa frente al condominio.

      Espero haberte ayudado 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shares